Los disruptores endocrinos pueden aumentar el riesgo de padecer cáncer de endometrio

- Investigación

Un estudio publicado en Environmental Health Perspectives con participación del Hospital Universitario de Bellvitge revela una asociación entre las mezclas de contaminantes ambientales y un mayor riesgo de desarrollar cáncer de endometrio.

El estudio ha sido realizado por investigadores del IDIBELL, el Institut Català d’Oncologia, la Universidad de Granada, el Instituto de Investigación Biosanitaria de Granada, el Hospital Universitario de Bellvitge (HUB) y el CIBER del Área de Salud Pública (CIBERESP). Han liderado la participación del HUB en el estudio el Dr. Jordi Ponce, jefe del Servicio de Ginecología, y el Dr. Xavier Matias-Guiu, jefe del Servicio de Anatomía Patológica.

Este trabajo aborda la relación entre el cáncer de endometrio y la exposición a mezclas de contaminantes ambientales que pueden interferir con las funciones de las hormonas. Esta clase de compuestos, conocidos como disruptores endocrinos, actúan como xenoestrógenos y se encuentran en muchos productos químicos industriales, incluyendo pesticidas y herbicidas, aparte de cosméticos y otros artículos de consumo cotidiano.

Mediante técnicas avanzadas de análisis químico y ensayos biológicos, los investigadores han evaluado la carga hormonal total en la sangre de más de 300 mujeres, con y sin cáncer de endometrio.

Los resultados revelan una asociación entre la exposición a los disruptores endocrinos y un mayor riesgo de desarrollar cáncer de endometrio. "Es interesante que hallemos el efecto con dosis medias de xenoestrógenos, pero no con altas, de manera similar a lo observado con las hormonas endógenas", explica Laura Costas, investigadora del IDIBELL y el Institut Català d’Oncologia.

“Esta relación seguramente está vinculada a la propia naturaleza del tumor, ya que es un cáncer dependiente de hormonas. Por eso queremos también estudiar si la presencia de xenoestrógenos implicaría una peor evolución de la patología en aquellas mujeres que ya padecen la enfermedad”, avanza Costas.

Esta investigación tiene implicaciones significativas para la salud pública y recalca la necesidad de considerar el efecto combinado de mezclas químicas en el momento de la evaluación del riesgo ambiental.

El cáncer de endometrio es un tipo de tumor que se desarrolla en el rostro interno del útero y supone más de 5.000 nuevos casos en España anualmente, con un gran impacto en la salud de las mujeres. Además, esta modalidad de cáncer se presenta cada vez con mayor frecuencia, en parte por el envejecimiento de la población.

Subscriu-te als nostres butlletins

Selecciona el butlletí que vols rebre: