Bellvitge coordina el ensayo clínico de una cirugía menos agresiva para el cáncer de recto bajo

- Investigación

El trabajo ha sido publicado por la revista de cirugía JAMA Surgery, la más prestigiosa del mundo de su ámbito

Entre los diferentes tipos de cáncer, el colorrectal es el más diagnosticado en España, por delante de los de próstata, pulmón y mama. Según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), durante 2020 se registrarán en España más de 30.000 nuevos casos de cáncer de colon y más de 14.000 de recto. La extirpación quirúrgica de los tumores situados en la parte baja del recto, cuando se puede realizar una intervención oncológicamente radical con preservación de los esfínteres anales, conlleva en la mayoría de los casos la asociación de una ileostomía de protección. La ileostomía, que consiste en abocar a la pared abdominal el intestino delgado, pretende evitar las graves complicaciones relacionadas con la anastomósis (unión) coloanal. Sin embargo, la ileostomía puede provocar una serie de problemas relacionados con complicaciones en la reintervención para su cierre o la deshidratación por pérdida excesiva de excrementos líquidos, hasta otros de carácter más psicológico, que afectan la calidad de vida de los pacientes ostomizados.

El ensayo clínico multicéntrico, que ha coordinado el Servicio de Cirugía General y Digestiva del Hospital de Bellvitge, ha evaluado en cerca de un centenar de pacientes una técnica alternativa para el abordaje quirúrgico del cáncer de recto ultra bajo que evita la ileostomía y el impacto que se deriva de la misma. Se trata de la técnica de Turnbull-Cutait, desarrollada inicialmente en la década de los 50. Esta técnica resuelve la unión entre colon y ano después de la resección del cáncer de forma diferida en dos tiempos, separados por 7 días. En una primera acción se hace salir por el ano una porción de unos 7-10 cm del colon. Durante los 7 días siguientes, la conexión coloanal se consolida sin necesidad de sutura y se procede al corte de la porción sobresaliente. "El objetivo final es que un paciente con un cáncer de recto bajo pueda marchar del hospital sin tener que practicarle una ileostomía", tal como explica el Dr. Sebastiano Biondo, jefe del Servicio de Cirugía General y Digestiva del Hospital Universitario de Bellvitge y coordinador del trabajo.

Las conclusiones del ensayo clínico, en el que también han participado el Hospital Universitario Vall d'Hebron y el Instituto Nazionale Tumor Fondazione G. Pascale-Istituto di Ricovero e Cura a Carattere Scientifico de Nápoles, muestran unos resultados muy similares entre el uso de la técnica Turnbull-Cutait y la colo-anal estándar con ileostomía en cuanto a las complicaciones postoperatorias después de la resección del tumor. "La comparación de los resultados finales entre los dos procedimientos confirma que la técnica Turnbull-Cutait es segura para el paciente y evita la realización de la ileostomía", explica el Dr. Biondo.

La técnica Turnbull-Cutait ya es utilizada de forma habitual en Bellvitge en los cánceres rectales de localización baja.

  • cirurgia colorectal