#RetratosCovidHUB (VI) | Joan Duran, Jefe de la Unidad de Mantenimiento, “Lo hemos dejado todo para priorizar las necesidades de los profesionales asistenciales"

- Coronavirus

-¿Has tenido la enfermedad?

En principio no, al menos no he tenido ningún síntoma.

-¿Cómo ha cambiado tu trabajo con esta crisis?

Completamente, las prioridades que teníamos establecidas, los mantenimientos programados, los correctivos que no eran urgentes y más... lo hemos dejado todo para priorizar las necesidades de los profesionales asistenciales. Estas necesidades han estado muy variadas, por ejemplo: instalar un sistema de videovigilancia por los pacientes a la planta 16 porque, de este modo, los sanitarios no tuvieran que entrar tan a menudo en la habitación y pudieran hacer una primera asistencia visual desde el control; poner en marcha 56 camas de UCI en el edificio técnico quirúrgico; avanzándonos a la apertura de las nuevas UCIS; transformar el vestíbulo de CEX en un hospital de campaña; recuperar otras zonas antiguas, como los antiguos quirófanos, por si se hubiera necesitado más camas...

-¿Ha cambiado la relación con los compañeros?

Sí. Ha cambiado mucho. En primer lugar la jornada se ha alargado muchísimo. Ha cambiado el tipo de trabajo, antes todo el mundo tenía su parcela y sus trabajos más organizados y ahora vamos todos a una, hemos convivido muchas más horas juntos y esto nos ha acabado uniendo más.

-¿Has tenido miedo de contagiarte o de llevar la enfermedad a casa?

Al principio sí, cuando había más desconocimiento, incertidumbre y no sabíamos cómo podía afectar el virus en nuestro hospital, tenía miedo. Tengo una hija de tres meses y llevar esto a casa... Pero después fueron pasando las semanas y vi que la gente no se contagiaba y yo tampoco, te quedas con el convencimiento que si cumples las medidas de precaución de higiene y llevas la mascarilla estás protegido. 

-¿Qué es lo peor que has vivido este días?

Desde el punto de vista emocional, ha sido ver el miedo al equipo, sobre todo por desconocimiento y, mucho al principio, por no saber si tendríamos suficientes EPIS, esto fue difícil de gestionar. También, desgraciadamente, un compañero de nuestro equipo se infectó y estuvo más de un mes ingresado en la UCI, esto es un mal recuerdo. Afortunadamente ya está recuperándose en casa. Querría darle un abrazo en nombre de todo el equipo y desearle que se recupere pronto. Desde el punto de vista técnico, lo peor ha sido enfrentarse a un aumento de consumo de oxígeno cuatro veces superior al habitual; con el añadido que sabes que el oxígeno es vital para que los pacientes se recuperen y puedan salir adelante... es una presión extra con la que tienes que luchar. Además, en el edificio antiguo las instalaciones están envejecidas y no están dimensionadas para afrontar una demanda de oxígeno tan grande. Para poder dar respuesta a esta necesidad instalamos un depósito de oxígeno auxiliar. En el edificio de urgencias ya tenemos unos que son los principales, pero no eran suficientes, entonces instalamos otros depósitos ubicados más próximos en su punto de consumo. Esto ha permitido aumentar mucho el suministro de oxígeno y garantizar las presiones que nos pedían en el edificio antiguo.

-Cita una cosa positiva de esta crisis...

Me quedo con la respuesta que ha tenido el equipo, tanto los encargados como los operarios, el esfuerzo, el compromiso y la capacidad de trabajo, han dado el 200% y han demostrado que tenemos un equipo excelente de profesionales, estoy contento de ellos y muy orgulloso.

  • Joan Duran HUB